Top

Blog de diseño gráfico y publicidad

5 comentarios

  • Julio dice:

    Muy interesante!!muchas Gracias!

  • Elena Domenech dice:

    Espero que no se me echen encima las ordas de los que piensan que este es el típico comentario de feminista con bigote XD… pero lanzo una inocente pregunta al aire: ¿porqué para mostrarnos la capacidad de la herramienta Licuar hay que rebajarle las piernas y el abdomen o aumentarle los pechos a una mujer?…

  • Santarroa dice:

    ¡¡Leches madre!!
    A est@ muchach@ le tienen prohíbido el café ¿no?
    …gensanta qué velociá!!

    Por lo demás, interesante técnicamente pero estoy con Elena
    ¿Qué no se gustaba la chica? con lo preciosa que es

  • Roselino dice:

    A mi me da la sensación de que la imagen original no lo era tanto, es decir, que había sido engordada previamente. No cuadran esas caderas tan anchas con el resto del cuerpo y sobre todo con la cara.
    Por otro lado, coincido en el asunto de mostrar siempre adelgazamiento de mujeres para enseñar a licuar, ya cansa bastante.

  • Jordi Soro dice:

    Quiero entender que la utilización de cuerpos femeninos para demostrar el poder de la herramienta licuar no es para nada machista, sino por las características propias de los cuerpos femeninos, con curvas más pronunciadas y volúmenes addicionales (los pechos por ejemplo). Y espero Elena, que no pienses que en Ateneu Popular hecho un tratamiento sexista, porque nada más lejos de nuestra intención.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *