Top

Blog de diseño gráfico y publicidad

3 comentarios

  • Pepe Barrascout Ortiz dice:

    No creo que esos datos se les deba llamar “trabajo de análisis”. Cada minuto se envían en promedio diez y seis millones de Tweets, así que ciento sesenta y cinco mil no es nada representativo.

    Además no hay información del método que utilizaron, los horarios estudiados y las cuentas seguidas. Por otro lado, la gráfica de los “bots” es totalmente fuera de la realidad. Un bot no publica solo por publicar, tiene una función muy bien definida y si el objetivo particular implica distribuir publicidad por ejemplo, no lo hará las veinticuatro horas, sino en las horas de mayor tráfico, que según el mismo Twitter es alrededor del medio día.

    Claro que en ese “análisis”, no han tomado los usos horarios, ni un sin fin de variables mas, mas parece una opinión personal de como creen que es la frecuencia de publicación de los diferentes tipos de cuentas.

  • Jordi Soro dice:

    Pepe, entiendo que detrás de este gráfico habrá una metodología, como mínimo es lo que se desprende si sigues los enlaces y vas a páginas con información mucho más concreta que la simple mención que hemos querido hacer en Ateneu Popular.

  • David dice:

    Muchos bots, como bien resalta el artículo, hacen publicaciones a horas un poco intempestivas. Eso es debido a que están conectados a un feed que publi las noticias cuando se activan en la web. En numerosos medios de comunicación este volcado de noticias se realiza de madrugada y por eso hay muchos bots que publican a esas horas, porque a esa hora( la una de la madrugada, por ejemplo) ya está disponible la información. Sin embargo, hay algunas herramientas que consiguen mitigar este efecto y adecuarse más al horario “humano”, estableciendo un horario para publicar lo que le llega por feeds RSS. una muy famosa es dlvr. La verdad es que ver la no interacción de muchas cuentas de Twitter y ese tipo de publicaciones casi automáticas hace que a veces se pierdan muchos fans.
    Un saludo!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *