Top

Blog de diseño gráfico y publicidad

4 comentarios

  • Odi Montero dice:

    Genial y sencillísimo.

  • Janire Martínez dice:

    Me encantó! Gracias por compartir! ;D

  • DANILO FLORES dice:

    no estaré indiferente al pensar que es una propuesta buenísima…pero por otra parte la belleza de la idea choca con la aplicación de esta ya que los rubros de aplicación del producto de la marca esta muy lejos de la aplicación de un servilletero…la única forma seria que la marca OMO pague a restaurantes por la publicidad o sea un regalo al comprar el producto y de paso regalar ese tipo de servilletero que usa una servilleta que debe comprarse en cantidades al mayor, ese seria el caso de Chile, desconozco cual seria el problema de diseño general respecto a esta propuesta para su país.

    El diseño es cuestionable…el diseño es para el mundo…

  • Potoppitta dice:

    Danilo creo que no he entendido muy bien lo que dices pero… Si se regala el servilletero al comprar el detergente no piensas que no cumple el fin de la publicidad? Sería una promoción, pero no una intención de llamar la atención en un bar ¿no? Ya te digo que no estoy muy segura de haber entendido lo que quieres decir. Por otro lado, sí que aquí hay que comprar ese servilletero al por mayor, pero lo que han fabricado vale para servilleteros que ya estén comprados, es como una capucha.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>